Voz narrativa y punto de vista: ¿en qué persona narro mi historia?

ganar dinero escribiendo novelas

Cuando uno se enfrenta al papel en blanco, una de las primera decisiones que toma es la del tipo de voz narrativa va a utilizar. No tiene por qué haber una forma mejor ni peor de narrar. La voz que habla en tu libro no es la tuya: es la de una creación tuya. Tú eres el autor, creas unos personajes, una trama… y también un narrador, alguien que se va a encargar de dictar la historia a tus órdenes. ¿Y qué es preferible?, ¿narra en primera persona, en tercera? Quizás, sería más importante hablar de la perspectiva, de la perspectiva desde la que se expresan los personajes. Y saber cómo usarla y en qué momento, sí puede marcar una gran diferencia entre una novela corriente y una gran novela.

La voz narrativa: ¿qué tipo de narrador elijo?

La perspectiva puede cambiar tanto una historia… Es como la iluminación en una fotografía o en una película. El autor decide qué parte quiere iluminar, qué parte deja en la sombra y, sobre todo, por qué.

Quizás, una buena idea para jugar con las perspectivas se la de otorgar una voz a distintos personajes, uno por capítulo, convirtiéndolos en protagonistas por un tiempo limitado, de modo que el lector vaya formando una especie de mosaico de la trama general con la información y los puntos de vista que le van ofreciendo unos personajes y otros.

Darles voz implica hacer mayores tareas de introspección, profundizar en la psique de cada uno y darles un carácter creíble (ojo, no realista necesariamente, no es lo mismo). El narrador relata una historia según sus creencias, sus experiencias vitales… que, por supuesto, no tienen por qué coincidir con las nuestras. Para ello, se necesitan grandes dosis de empatía, de creerse que uno es el propio narrador y eso requiere que nosotros mismos nos juguemos un papel a medio camino entre el de autor y el de personaje.

tipos-narradores

¿Hay técnicas narrativas? Por supuesto, aunque hablar de ello supone meternos en otro ámbito, el del discurso. En él podemos recurrir a recursos como el monólogo interior, que refleja el pensamiento fluido y caótico del narrador, que salta de una idea a otra sin que haya un vínculo entre una y otra; sin embargo, esta suele ser una técnica todavía novedosa para muchos escritores noveles, que se decantan por la psiconarración; es decir, por un tipo de narración más tradicional, basada en contarlo todo en pasado.

Cómo ves, elegir una voz narrativa, una perspectiva y una técnica ya exige de ti, como autor, algo más que trazar una trama y definir escenas.  Es una estrategia clave, un punto que todo buen novelista debe considerar, incluso el que escribe de forma más espontánea.

¿Cómo narras tú? ¿Sigues alguna pauta? ¿Utilizas alguna técnica?

Voz narrativa y punto de vista: ¿en qué persona narro mi historia?
5 (100%) 2 votes